Se encuentra usted aquí

(Trelew) - La seguridad de las mujeres, un tema no resuelto en Trelew

Fecha: 
Lunes, 13 Agosto, 2012
Medio: 
Diario de Madryn
Contenido: 

La seguridad de las mujeres, un tema no resuelto en Trelew - LA COMISARÍA DE LA MUJER ATIENDE MÁS 150 CASOS POR MES
 
La violencia intrafamiliar es una problemática de larga data, aunque en los últimos años ha tomado mayor fuerza que se trata de una cuestión social y no exclusivamente del ámbito privado. Hoy, gracias a la mayor visibilidad de las temáticas ligadas a la violencia de género y los derechos de las mujeres, son más las personas que se animan a denunciar; muchas se acercan únicamente a consultar ante la Comisaría de la Mujer de Trelew. En el mes de julio ese organismo atendió a 163 mujeres, de las cuales 107 requirieron asesoramiento, 29 realizaron una exposición y otras 27 se animaron a denunciar.
Al respecto, El Diario dialogó con Sandra Muñoz, titular de la Comisaría de la Mujer en Trelew, quien manifestó: “Las denuncias se incrementan día a día, a igual mes del año ya tenemos superadas las denuncias con respecto al año anterior y la cantidad de consultas también, pero esto no quiere decir que aumente la violencia, sino que la mujer hoy sabe de la existencia de este espacio, se anima a pedir ayuda y se habla más del tema también. Desde noviembre de 2003 hasta la fecha llevamos más de 18 mil personas atendidas, entre denuncias y asesoramiento. Año a año aumentan, empezamos con un promedio de 4 mujeres por día y hoy son entre 8 y 9 mujeres por día. En el mes de julio atendimos a 163 mujeres en total”.
 
Salir de la violencia
Las mujeres que son víctimas de violencia -no solamente física sino también puede ser psíquica, verbal, económica, sexual, entre otras- deben ser quienes tomen la decisión de salir de ese círculo en el cual están inmersas, quienes rodean a la mujer víctima cumplen un importante rol de contención y pueden ser quienes la ayuden a tomar la decisión, aunque la propia mujer debe estar convencida y perder el miedo a enfrentar a su agresor.
“Los temas de las denuncias generalmente son por lesiones leves, amenazas, siempre inmersas en la violencia familiar. Muchas veces las mujeres se acercan a pedir asesoramiento, no todo pasa por una denuncia, quieren saber cómo y dónde se hacen los trámites por separación, sobre los regímenes de visitas y custodias, nosotros las asesoramos y acompañamos sobre dónde tienen que ir porque generalmente hay desconocimiento sobre las instituciones que tienen que intervenir. Es una decisión propia de cada una si quiere denunciar o no, pero hay casos en que las escuelas hablan con las mamás y les sugieren que se acerquen a la Comisaría o sino nos llaman, también hay familiares y vecinos de la mujer golpeada que vienen a consultar y tratamos de llegar a la mujer, abrimos el abanico de oportunidades que tienen de hacer algo pero si la mujer no está decidida a tomar el cambio para su vida, por más que las instituciones tengamos la voluntad, nunca vamos a conseguir nada, la primera que tiene que estar dispuesta a salir es la mujer víctima”, afirmó Muñoz.
 
Enfrentar la realidad
Según indican desde la Comisaría de la Mujer, hay muchos casos en que las víctimas se acercan a consultar qué podrían hacer a futuro si la violencia que están atravesando se agrava, ya que al comienzo lo toman como algo menor o que será pasajero. Por ello es tan importante la contención emocional y poder conversar con las víctimas de violencia, darles las herramientas para que puedan comprender la complejidad de la realidad que viven, ya que llegan con una autoestima tan baja que sienten que ese hombre es lo mejor –o lo único- que ellas pueden tener a su lado.
Al respecto, la titular de la Comisaría de la Mujer agregó: “No todo pasa por una denuncia, vienen a preguntar qué pueden hacer porque el marido les pegó pero todavía no quieren hacer la denuncia, se les explica cómo es el ciclo de la violencia, porque muchas veces nos dicen ‘me pegó una cachetada nada más’ pero no es poco porque el golpe ya existió, o nos dicen `solamente me insultó’ pero eso tampoco es una sana convivencia, hablamos mucho con ellas, generalmente se hace mucha contención, además de la intervención en casos de delito contra la integridad sexual junto con el Servicio de Atención a la Víctima. Hay muchas mujeres que logran salir de esto, no todas se divorcian o separan pero sí termina la violencia, muchas veces la mujer cree estar enamorada y no entiende cómo la persona que ella ama, la agrede físicamente o psicológicamente, hay que plantearse qué es el amor, hay muchos casos en que la mujer teme quedarse sola porque el hombre le hizo creer que él es el único que la miraría, le bajan la autoestima, también la cuestión económica influye porque en general los recursos son manejados por él y ella no tiene la posibilidad de manejar un recurso propio o de poder decidir irse a vivir a otro lugar o salir de ese entorno. Son muchos los factores, acá todos los días aprendemos algo nuevo, los libros nos aportan mucho pero los casos reales que vivimos todos los días nos enseñan más.”
 
Procedimiento a seguir
Consultada respecto de los pasos que debe seguir una mujer que está siendo víctima de violencia, Muñoz manifestó: “El trámite habitual es que la mujer hace la denuncia, nosotros damos aviso a la Fiscalía para solicitar una prohibición de acercamiento o exclusión del hogar en caso de que sea de urgencia, sino se la deriva a la Defensoría Pública donde va a ser representada por un abogado y esa medida se solicita frente al Juzgado de Familia. Nosotras desde la Comisaría nos encargamos del seguimiento del estado de la víctima, pero la continuidad en el caso de que se judicialice la tiene que dar la Fiscalía y el juez interviniente, nosotros desde acá hacemos la recepción, la contención y el seguimiento para saber cómo está, si logró un cambio, si el hombre sigue molestándola. Muchas veces con una intervención policial eso merma pero no en todos los casos, tenemos casos reincidentes donde las amenazan una y otra vez, tratamos que la mujer a través del Servicio de Atención a la Víctima o de una profesional particular, que tome fuerzas ella porque la propia víctima es quien hace más fuerte al agresor, desde el miedo le otorga un poder mayor del que realmente tiene, somos concientes que en estos casos tenemos que estar preparadas de que pase algo, somos concientes de que mueren mujeres por estos casos, tenemos que procurar empoderarlas a ellas pero también que busquen ayuda profesional, que se sepa proteger, una vez que la mujer toma la decisión de terminar con la vida de sufrimiento, no vuelve a ser agredida nunca más.”

Indice de artículos: